Mensaje de nuestro Obispo a los laicos